• El árbol de la memoria

San Pedro de Atacama: Tips y recomendaciones

Actualizado: 14 de jun de 2019




Hace tiempo que San Pedro de Atacama es uno de los lugares predilectos de millones de turistas que visitan Chile cada año. Y es que su condición de zona típica, atractivos geológicos y espectaculares paisajes, lo transforman en un lugar único en el mundo. Sin, embargo, estos parajes de ensueño pueden ser bastante inhóspitos si no se toman las consideraciones necesarias. Junto a Karen, tuvimos la fortuna de estar en San Pedro hace un par de meses atrás, donde pudimos vivir la experiencia de varios tours y recopilar la información necesaria para que ustedes, lectores, visiten este hermoso lugar con todas las precauciones posibles.


La llegada


Viajamos en avión desde el aeropuerto de Santiago hasta la ciudad de Calama. Es un viaje relativamente corto de un poco menos de  2 horas. Al llegar al aeropuerto, se presenta el primer problema y es algo que debes planificar antes de llegar (cosa que no hicimos). Desde el aeropuerto hacia San Pedro de Atacama es una hora y media de viaje, por lo que es necesario un transfer para llegar. Las empresas que ofrecen este servicio están en el mismo aeropuerto pero son sólo 4, de modo que, una reserva previa es indispensable para no quedarte sin cupo. En nuestro caso, tuvimos la suerte de que una pareja no se presentó y pudimos tomar sus lugares. El precio es de 20 mil pesos chilenos (28 USD) por persona e incluye ambos traslados (ida y vuelta). Lo positivo de estas agencias es que los traslados se realizan durante todo el día, por lo que una vez bajes del avión no deberás esperar mucho para emprender rumbo al pueblo de San Pedro. Escuchamos de otras personas que también existe un servicio de buses con precios más económicos, pero con horarios no tan amigables. De todas formas, si quieres ahorrar dinero puede que  sea una buena alternativa.





Otro punto importante es el alojamiento. Por internet vas a encontrar una amplia oferta de hoteles y hostales con diversidad de precios, sin embargo, ¡mucho ojo con la ubicación que eliges!.

Ocurre que, hace algunos años, la ciudad de San Pedro ha crecido a un ritmo extremadamente rápido, provocando que campamentos y poblaciones se establezcan en los bordes de la ciudad. Como el principal ingreso de la zona es el turismo, estos campamentos no han dudado a la hora de publicar en plataformas como booking o airbnb las habitaciones de sus propios hogares o casas a medio armar dentro de su terreno. Nuestra recomendación es que elijas lo más cercano al centro de la ciudad (usa la iglesia como referencia) y evites la desagradable sorpresa que se llevan algunos turistas de haber reservado alojamiento a varios kilometros de la zona típica.





Una vez en el pueblo, encontrarás calles repletas de artesanía, restaurantes y agencias de turismo, por lo que si no compraste algún tour antes de llegar, en ningún caso va a ser un problema. La ciudad cuenta con cajeros automáticos y la mayoría de los lugares aceptan pago electrónico. Eso sí, no olvides llevar siempre efectivo, pues la entrada a los parques no cuenta con sistema transbank.

Los lugares a visitar en el pueblo son la iglesia de San Pedro y la feria típica de artesanos. Existen sólo unos cuantos lugares de artesanía verdaderamente atacameña, todo lo demás es de fábrica traído desde Tacna y Ecuador. Quizás no muy propio de la zona pero igualmente recomendado son las pizzas El Charrúa que, además de ser exquisitas, tienen un precio súper accesible comparado a los demás lugares del sector.





Consideraciones desde el día 1


Compra mucha agua. Los niveles de calor y la imposibilidad de consumir agua de grifo (contiene demasiados minerales), provocarán que te deshidrates rápidamente. Cada vez que salgas, ya sea de excursión o a recorrer el centro, jamás olvides tu botella de agua.

Si tu hospedaje no incluye desayuno, no te preocupes. Nuestro desayuno estuvo incluido y no existió un día que pudiésemos sentarnos a disfrutarlo. La mayoría de los tours son a las 6 de la mañana, los cuales, además de contar con el traslado, incluyen un desayuno bastante generoso y preparado en el instante. Lo normal  es que te recojan de la agencia de turismo y desayunes en destino.

No escatimes en prendas de vestir al armar el equipaje. El clima en San Pedro es bastante hostil. Durante el día las temperaturas pueden alcanzar los 30 grados y por la noche, el frío que sientes te cala hasta los huesos.

Lleva ropa de verano, de invierno y, si puedes,  ropa térmica. Gorros, lentes y bloqueador también son imprescindibles en el día a día. Es común ver gente insolada por no tomar las debidas precauciones. 





La mayoría de los tours se realizan sobre los 3 mil metros de altura. Debido a esto, algunas personas sufren mal de altura o puna, por lo que, idealmente, trata de usar el primer día de estadía para aclimatarte. Los síntomas comunes son dolor de cabeza y estómago. Nuestra recomendación es que no te desesperes y trates de respirar profundamente, lo único que necesita tu cuerpo es más oxígeno. Si sientes la necesidad de vomitar, hazlo, de seguro te aliviará. Además, nos percatamos de que todos los buses de traslado están equipados con máscaras de oxígeno por si alguno de los turistas necesita asistencia médica.


San Pedro de Atacama es un lugar increíble para visitar. Existen lugares para todos los gustos: zonas arqueológicas, termas, trekking para los aventureros e incluso recorridos para la tercera edad, enfocados en tramos cortos en los que aprecias los paisajes y la fauna del lugar. ¡Sin duda, un lugar totalmente recomendado para todos!

0 vistas
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro Pinterest
  • Negro del icono de Spotify
  • kisspng-twitch-logo-streaming-media-comp
  • Icono negro TripAdvisor
  • Negro Icono RSS

ENTÉRATE DE