• El árbol de la memoria

Looks invernales de inspiración


En nuestro hemisferio faltan sólo un par de semanas para que comience el invierno. Y aún, cuando quedan algunos vestigios de otoño, el frío ya se siente de una forma tal, en que nos vemos obligados a guardar nuestras prendas más ligeras y devolver al clóset las más invernales.


En lo personal, esta época del año me resulta súper complicada a la hora de vestir. Principalmente, porque para tener esa sensación de calidez, necesito sentir que llevo mucha ropa encima y eso, a veces, no es lo más cómodo. En este post trataré de dejar atrás ese paradigma, y con simples 6 prendas que puedes añadir a tus outfits, lograremos looks de invierno entretenidos y armónicos en los que diremos adiós al osito polar que algunas llevamos dentro.




1. Larga vida a los abrigos largos


Un clásico y la estrella del invierno: el amado abrigo largo. Su apogeo fue en la década de los 30 y 40, en que su uso fue masificado por los soldados de los ejércitos de aquella época. Ante la escasez y la complicada situación que vivía la mayor parte de Europa debido a la guerra, las mujeres comenzaron a utilizar estos largos abrigos de hombre durante varias temporadas, ajustándolos en la cintura y dándoles así un toque femenino. Como dato curioso, el trench coat o abrigo de trinchera, en español, debe su nombre principalmente a este periodo en que los soldados lo utilizaban como parte de su uniforme.



Es quizás por esta razón, que asociamos los abrigos largos a colores más oscuros como el negro o el gris. Sin embargo, y para nuestra fortuna, con los años esta prenda ha evolucionado en su diversidad de colores y telas. Incluso, pudiéndolos encontrar hoy con diseños y estampados.


El abrigo largo es, actualmente, un básico que puede ser usado por todas las edades y en todo tipo de ocasiones. Debido a que cumple una función estilizadora, por su largo, es ampliamente combinable. Puedes pasar de usarlo con jeans y zapatillas en ocasiones más relajadas, o mezclarlo con unas botas para situaciones más formales. La verdad es que las combinaciones son infinitas, lo importante es que lo uses como más cómoda te sientas. 




2. Parkas oversized


En un día de frío intenso, lluvia o nieve, para mí, no hay nada más agradable que sentirme abrigada y cómoda con una parka estilo oversized o extra grande. Esta moda de las tallas abultadas la hemos revisado anteriormente y, por lo visto, su hegemonía en las pasarelas del mundo se mantendrá para esta temporada.


En cuanto a lo estético, es importante que tengas en consideración que, la parka oversized añade volumen a tu cuerpo, por lo que es recomendable hacer un contraste con alguna prenda ceñida al cuerpo en la parte inferior o por debajo. Verás que una parka ultra grande combinada con la pieza adecuada se ve súper estético. Y si aún no te imaginas como usar una parka grande, acá te dejamos varias ideas.





3. Maxibufandas


El accesorio infaltable de los días fríos es la bufanda. Es que abrigarte el cuello, la boca y la nariz en algunos lugares del mundo es indispensable para no sentir frío ni caer enfermo. Además, para los que somos friolentos, esta prenda es la mejor invención para mantener el calor de tu cuerpo. Visualmente, la bufanda logra que tu rostro y cabello resalten, pues, la atención va dirigida directamente a esa zona. Puedes combinarla con tu gorro, zapatos, o ser de un color diferente que contraste en relación a tus otras prendas.


Acá te mostramos varias formas de cómo puedes combinar tus outfits con una bufanda ¿Mis preferidas? las maxi: mas grandes y más hermosas. Me encantan.





4. Chalecos de cuello alto


Si hablamos de invierno sí o sí estaremos hablando de chalecos o jerséis. Para esta ocasión, nos centraremos en los que, hoy por hoy, están marcando tendencia: los chalecos de cuello alto.


El cuello alto, además de mantener esa zona de tu cuerpo abrigada, es una pieza que otorga elegancia a tu outfit, pues reafirma y alarga la silueta. Es como si tuvieses incluida una bufanda en el mismo chaleco. En temporadas pasadas, los cuello alto solían llevarse doblados, pero hoy en día esa regla se ha roto y hemos visto como han aparecido opciones en las que puedes dejarlo sin doblar, y esa simpleza logra que se vea increíble. Ojo con tu tipo de rostro, ya que si tienes un poco de papada no es recomendable el uso de medios cuellos y menos si son ajustados. Si ese es tu caso, mi recomendación sería usar un cuello holgado y alto.




5. Chalecos Largos


Seguimos con la prenda básica del invierno: el chaleco. A diferencia de los cardigans, el chaleco o sweater se utiliza para temporadas en que el frío es más intenso, en contraposición al cardigan que, dado su material más delgado, su uso está orientado para las estaciones de primavera y verano. En este punto, eso sí, hablaremos del chaleco largo, ideal para las bajas temperaturas que se avecinan.


El chaleco largo tiene una gran cantidad de ventajas si lo comparamos con los otros tipos de chalecos, ya que, gracias a su longitud, abrigan más y permiten lucir lo que tengas debajo de él, alguna camisa o polera. También provoca que tu cuerpo se vea, además de estilizado, con una mayor estatura. Una maravilla ¿no crees? Acá te dejamos varios ejemplos  para que te inspires y le des  una oportunidad a esta prenda. Te aseguro que, una vez lo hagas, no dejarás de usarlos. Son muy cómodos y útiles.




6. Gorros


Amados y odiados a la vez: los gorros. Hay quienes no pueden salir de casa sin ellos y, otros, quienes consideran este accesorio de moda como una total incomodidad.


Si eres de aquellas a quienes no les complica llevar uno y además quieres tener tu cabeza abrigada, entonces presta atención a cómo puedes realzar tu look con boinas, sombreros y gorras ¿Mi favorito? el bucket hat o gorro de pescador.


2,057 vistas
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro Pinterest
  • Negro del icono de Spotify
  • kisspng-twitch-logo-streaming-media-comp
  • Icono negro TripAdvisor
  • Negro Icono RSS

ENTÉRATE DE