• El árbol de la memoria

Cómoda en casa y con estilo



No hay como disfrutar de tu tiempo libre en el hogar sintiéndote lo más cómoda posible. Tengo la suerte de trabajar a tan solo 20 minutos de casa, algo normal acá en el Sur pero que, en otras regiones suena casi imposible. Llegar de un día de trabajo y continuar con la ropa de oficina no es la mejor alternativa. Pasa que, generalmente, es muy incómoda y lo más probable es que se estropee haciendo cualquier otra cosa. Pero lo más importante para mí, es que esa transición entre la vestimenta de trabajo y ropa más casual, es que cambia por completo mi chip a un modo relajado y hogareño.


Puede que este hábito venga desde mi infancia. Recuerdo que, al llegar de la escuela, mi madre decía: "Karen, sácate el uniforme, lo guardas y te pones ropa cómoda para jugar". Desde esos años es que tengo la costumbre de continuar mi día con ropa menos ajustada. Para otros, en cambio, el pijama es sinónimo de relajo infinito, siendo siempre una opción, pero en mi caso da la sensación de que el día ya se acaba, y es lo que menos quiero cuando aún faltan varias horas para que oscurezca.



Los outfits hogareños son esenciales dentro de mi clóset. Aportan comodidad y me siento con el estilo suficiente como para salir de la casa en un instante, si es que es necesario.


Uno de mis favoritos es el vestuario oversized o de talla grande. Ideales para esos días en que queremos que nada nos apriete, poder sentarnos tranquilos sin estar preocupados de la panza o algún rollito. Simplemente querer estar lo más relajado posible pero a la moda: dos pájaros de un tiro.



Otra de las prendas ideales para mis tardes de rejalo, son los jeans. Adoro esta prenda. Primero, porque combinan con casi todo lo que te puedas poner y, segundo, porque existen de todo tipo. Uno de mis favoritos son los mom jeans. Que sean holgados, de tiro alto y anchos en las piernas, convierten tu look en algo casual pero súper ondero. Para equilibrar la sobredimensión de esta prenda, resulta ideal combinarla con alguna polera o camiseta mas ajustada. Y para los días más fríos, agrego un chaleco largo encima.



Hay ocasiones en que solo nos importa estar cómodas. No hay ganas de maquillaje ni peinados muy elaborados, por lo que la ropa también debe ir acorde a ese estado de ánimo. Y para esos días ¿qué mejor que la ropa deportiva?, prendas como pantalones de buzo, polerones y polleras que, ya casi sin elástico, han sido nuestros regalones por años. La ropa deportiva sigue siendo ideal para nuestros días hogareños. Hace varios años que las prendas, como el pantalón de buzo, dejaron de tener una función netamente deportiva. Hoy en día funciona para todo tipo de ocasiones: por si tienes que salir de casa lo combinas con un abrigo o un blazer y ¡listo! ya tienes un outfit chic.



71 vistas
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro Pinterest
  • Negro del icono de Spotify
  • Icono negro TripAdvisor
  • Negro Icono RSS

ENTÉRATE DE